¿Por qué nunca olvidamos montar en bicicleta?

Es probable que tus piernas lleven mucho tiempo sin pedalear. Pero no te preocupes, que tus neuronas no olvidan cómo se hace.

Eso que aprendemos siendo niños, empezando con tres o cuatro ruedas, y al final quedándonos con dos, deja en nuestra cabeza una huella neurológica que no se nos va a borrar en la vida.

Las sinapsis, esas conexiones que hacen y comparten nuestras neuronas, es la responsable de que esto pase, pues el pedaleo se queda grabado en ellas como si fuera una foto. Después de muchos años, incluso aunque pasen décadas, nuestro cerebro rescatará de estas sinapsis la habilidad de pedalear sin caerse.

Así lo ha comprobado el University College of London; volver a aprender a montar en bici es mucho más fácil que aprenderlo por primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *