¿Qué tipo de válvula es mejor para mi bicicleta?

Para las cámaras de nuestras bicicletas, podemos encontrar en el mercado varios tipos de válvulas, y cada una de ellas con sus ventajas e inconvenientes. Las dos más usadas, en las que nos vamos a centrar, son la válvula Schrader -la más común-, y la Presta -conocida popularmente como válvula francesa-.

Válvula Schrader

Válvula Schrader

Válvula Schrader

Es el tipo de válvula más común; la que se suele usar en casi la totalidad de las bicicletas de montaña, así como en bicicletas híbridas. Se trata de una válvula muy fuerte y robusta, por lo que es difícil de dañar.

Aparte de ser fuerte, cuenta con otro tipo de ventajas; por ejemplo la compatibilidad. Es compatible con prácticamente cualquier bomba de aire, ya sea de pie o mano, y al ser el mismo tipo de válvula que usan los coches y las motos, podrás inflar tus ruedas en cualquier gasolinera.

Además es posible encontrar muy fácilmente las cámaras para este tipo de válvula, especialmente para ruedas de 26″; esto hace que su precio sea algo más económico que el resto de cámaras para otras válvulas.

Como inconveniente para la válvula Schrader, debemos tener en cuenta que pueden perder aire con cierta facilidad, lo que hace que debamos revisar e inflar nuestras ruedas más a menudo.

Válvula Presta o francesa

Válvula Presta

Válvula Presta

Este es el tipo de válvula clásico, el de siempre que aún llevan la mayoría de bicicletas de carretera y algunas mountain bikes -especialmente de alta gama-. Para inflar nuestras ruedas, debemos desenroscar la tuerca superior.

El punto más fuerte de la válvula francesa es el hecho de que mantiene muy bien la presión; aunque pases una temporada sin coger la bici, con esta válvula tendrás la seguridad de que encontrarás tus ruedas como las dejaste. Después de todo, esa es la función principal de las válvulas, el dejar entrar aire pero no dejar que salga, y la realiza mejor que las válvulas Schrader.

En su base, tienen una contratuerca cuya función es la de evitar el guillotinado en el caso de sufrir un pinchazo.

Adaptador Presta a Schrader

Adaptador Presta a Schrader

Encontramos 3 inconvenientes en este tipo de válvulas. El primero de ellos es la compatibilidad más reducida; no podrás inflar tus ruedas en una gasolinera y, en el caso de las bombas de aire, con algunas necesitarás un adaptador para poder hacerlo. Este adaptador de Presta a Schrader puede solucionar el problema de compatibilidad. Hay que tomar la precaución de comprar uno que cuente con una junta tórica en su interior, cuya función es evitar que el aire se escape entre las uniones de la válvula y el adaptador a la hora de inflar la rueda. Si usamos uno sin junta, no tendremos problema para inflar la rueda, pero no nos funcionará correctamente el medidor de presión de la bomba.

El segundo inconveniente es el hecho de encontrar las cámaras para este tipo de válvula; no se encuentran tan fácilmente y su precio es un poco más alto que las de válvula Schrader.

Su tercer y último inconveniente es que son un poco más delicadas que las anteriores. Si no eres cuidadoso, puedes dañar la boca, y la cámara se quedaría completamente inservible.

¿Llantas para Presta o llantas para Schrader?

El hecho de usar un tipo de válvula u otra depende de la llanta que tengamos. El agujero para la válvula en las llantas para Schrader es de 8,5mm, y para las Presta 6,5mm. Esto es importante a tener en cuenta a la hora de cambiar nuestras ruedas, e indispenseble para elegir una válvula u otra.

No obstante, es posible modificar las llantas para cambiar de tipo de válvula, de una forma relativamente sencilla. Por ejemplo, unas llantas para Presta podemos adaptarlas a Schrader usando simplemente un taladro para agrandar el agujero.

Reductor de Schrader a PrestaEn el caso contrario, si queremos cambiar una llanta de Schrader a Presta, es posible encontrar en el mercado un adaptador que reducirá el agujero.

Conclusión

Los dos tipos de válvula son perfectamente válidos, con los pros y contras que hemos comentado, sin haber ninguna otra diferencia significativa. En cualquier caso lo mejor es elegir aquella a la que ya estemos acostumbrados, teniendo en cuenta si tenemos otras bicicletas de carretera, ciudad o montaña que tengan una válvula u otra.

¿Cuál preferís vosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *